Pymes y deporte. Cómo dar a conocer nuestra empresa a través del patrocinio

A la hora de buscar alternativas para dar a conocer nuestra marca, una buena solución podría ser el patrocinio de pequeños equipos deportivos de nuestra zona. Para ello tendríamos que analizar correctamente si nos beneficiaría, dónde nos podríamos patrocinar y lo que querríamos invertir. Pero ¿realmente reportará beneficios a las pequeñas empresas?

patrocinio
Las pequeñas empresas deciden aprovechar el tirón de los Juegos Olímpicos y lanzar ofertas y promociones relacionadas con el deporte.

Dentro de muy poco tiempo llegan los Juegos Olímpicos y las marcas más importantes deciden invertir mucho dinero para convertirse en patrocinadores oficiales del acontecimiento deportivo por excelencia en todo el mundo. Sin embargo, las grandes sumas de dinero que están dispuestas a pagar las multinacionales son cantidades que las pymes no pueden permitirse.

Aun así, las pequeñas empresas deciden aprovechar el tirón de los Juegos Olímpicos y lanzar ofertas y promociones relacionadas con el deporte. De esta manera consiguen enganchar a un público muy amplio y logran una serie de beneficios gracias a este evento celebrado cada cuatro años.

El resto del año, las grandes marcas optan por patrocinarse en grandes equipos con millones de seguidores y millones de espectadores cuando estos eventos se emiten por televisión. Las pymes siguen encontrando problemas para poder patrocinarse en estos acontecimientos, ya que se siguen manejando enormes cantidades de dinero. Solo en 2014 el patrocinio deportivo movió unos 50.000 millones de euros.

Una buena alternativa si una pequeña empresa quiere realizar un patrocinio deportivo serán los pequeños equipos locales. Aun así, habrá que analizar y localizar el público objetivo al que nos queremos dirigir. Muchas empresas deciden patrocinarse en un equipo o un deporte únicamente por los gustos personales, sin tener en cuenta los intereses de la empresa. De nada servirá patrocinarnos, por ejemplo, en un equipo de rugby masculino si nuestra empresa fabrica productos exclusivos para mujeres. Por ello es importante analizar pormenorizadamente las ventajas e inconvenientes de cada equipo y/o deporte.

patrocinio

Aunque muchos pequeños negocios puedan pensar que patrocinarse en un pequeño equipo local pueda suponer una enorme pérdida de tiempo y de dinero, lo cierto es que supone una inversión que, con el tiempo, nos traerá beneficios. Para ello deberemos buscar oportunidades y alternativas de patrocinio para poder conseguir sacar la mayor rentabilidad posible.

Deberemos buscar un pequeño equipo en el que encajemos perfectamente. Por ejemplo, si vendemos productos para adolescentes, podríamos patrocinarnos en un equipo juvenil, pues probablemente mucha gente joven asista a los eventos y nos podrá conocer mejor. O, si vendemos productos para todo tipo de públicos, una buena opción será participar en un equipo infantil. Los padres, que acompañarán a sus hijos, conocerán nuestra marca y nuestros productos, pudiendo convertirse en nuevos clientes. Además, los niños, en un futuro, al conocerla, podrían también convertirse en unos años en consumidores de nuestros productos.

Al final el patrocinio va a ayudar a las pymes a dar a conocer su marca y a diferenciarse de la competencia. Si aparecemos, por ejemplo, en la camiseta de un equipo de fútbol, los jugadores y los aficionados nos van a conocer más que a nuestros competidores, por lo que podríamos desligarnos de esa competencia y conseguir hacernos más fuertes frente a ella.

Los deportes minoritarios y pequeños también serán una muy buena alternativa para estos pequeños emprendedores. Hay deportes seguidos por pocas personas y los patrocinios no son tan caros como en otros deportes. De esta manera, si el público de estos deportes encaja con nuestra marca, podría ser una increíble opción para darnos a conocer.

Además del patrocinio, también podremos llevar a cabo una serie de actividades y trabajos para conseguir que más gente conozca lo que ofrecemos. Sorteos de entradas, catas de productos o pequeños obsequios nos permitirán acercarnos a un mayor número de personas.

El patrocinio no solo va a consistir en pagar una determinada cantidad de dinero -que en ocasiones puede llegar a ser desorbitada-, sino que existen otras alternativas que pueden llegar a ser también viables. Por ejemplo, si nuestra empresa se dedica a hacer gorras, podríamos regalar las gorras a un determinado equipo a cambio de que nuestro logo aparezca en ellas.

patrocinio

Patrocinar un determinado equipo no solo nos puede traer beneficios económicos, sino que, además, la gente puede asociar a nuestra marca una serie de valores relacionados con el deporte, como el ejercicio, la integración, la educación o la participación. Valores que, sin duda, mejorarán la visión que los usuarios tengan de nuestra empresa.

El patrocinio no es una actividad obligada para todas las empresas, pero puede ser una gran opción para que las empresas se den a conocer o conseguir una mayor rentabilidad. Es por ello por lo que habrá que analizar previamente si nos va a convenir introducirnos en el terreno deportivo o no. Si decidimos dar el paso, deberemos seguir trabajando duro en nuestra labor por impulsar nuestra compañía.

Si te ha gustado compártelo 🙂

Related posts

recibe nuestras
publicaciones

Deja tu comentario