7 tips para evitar hackeos y virus. Seguridad, dispositivos USB e Internet

7 tips para evitar hackeos y virus. Seguridad, dispositivos USB e Internet

Los virus y los ataques de los hackers son la orden del día en el mundo de la informática. Aunque pensemos que estamos en una red segura, no hay que olvidar que existen problemas de seguridad descubiertos por los hackers. ¿Cómo puedo evitar una infección de un virus en el ordenador o que no me roben datos relevantes de mis cuentas de correo electrónico?

Evitar hackeos
Aunque pensemos que estamos en una red segura, no hay que olvidar que existen problemas de seguridad descubiertos por los hackers.

Hace unas semanas apareció una noticia en la que revelaban el fallo de seguridad que tenían los USB. El problema se localiza en el firmware, en donde se puede esconder un virus y no ser detectado por el antivirus del ordenador. Por lo tanto, la infección de nuestro equipo y nuestra empresa está garantizada.

¿Pero cómo podemos evitar los virus informaticos? ¿Se puede evitar este riesgo? 

Obviamente sí. Siempre podemos tener unas medidas de seguridad sencillas y básica. Entre las que destacan:

  1. Controlar en qué lugar conectamos nuestro USB. Evitar los ordenadores de riesgo como son los que no poseen un antivirus.
  2. Analizar todos los archivos antes de su ejecución (siempre que se haya insertado en otro dispositivo o descargado de Internet).
  3. Si notamos que nuestro ordenador funciona de una manera extraña, ejecuta el antivirus desde el arranque para detectar virus que se activan en ese momento.
  4. En ocasiones, un buen formateo del sistema operativo es la solución para eliminar algunos virus.

Internet y su seguridad

Cuando navegamos o compartimos por la Red nos creemos que es seguro porque utilizamos nuestro correo electrónico personal pero no somos conscientes de que también existen peligros. Un caso reciente es la filtración de datos de usuario de Gmail. Aunque los responsables de la compañía afirman de que los datos filtrados son antiguos, la verdad es que nos da que pensar sobre la seguridad e Internet.

A pesar de no poder evitar estos y muchos otros problemas de seguridad, sí tenemos en nuestras manos ponerle difícil al hacker la adquisición de nuestros datos.

¿Cómo?

1. Utilizar claves “complicadas”, es decir, usar mayúsculas, minúsculas y números y que no sean aspectos de tu vida personal o laboral que puedan ser conocidos por otras personas como por ejemplo la fecha de nacimiento.

2. Evitar poner el mismo password en todos los correos electrónicos, otras páginas de Internet y dispositivos.

3. No dar nunca datos personales como direcciónes, datos bancarios o contraseñas.

Si eres víctima de un hackeo o tienes dudas sobre este tema puedes ponerte en contacto con el departamento de delitos telemáticos de la Guardia Civil.

 

Si te ha gustado compártelo 🙂

Leave a Comment