El fraude fiscal, uno de los problemas más caros para España

El fraude fiscal, uno de los problemas más caros para España

En España, la evasión fiscal es uno de los mayores problemas en la deuda económica del país, la cual asciende a los 90.000 millones de euros al año. Los motivos de este fraude económico tiene muchos culpables y afectan considerablemente a los que sí abonan sus impuestos. Las soluciones se reducen a que tanto las empresas como el Gobierno pongan su granito de arena a este problema. Pero ¿cómo?

El fraude fiscal
La evasión fiscal es uno de los mayores problemas en la deuda económica del país, la cual asciende a los 90.000 millones de euros al año.

Cuando llega la declaración trimestral del IVA, todas las pymes y autónomos empiezan a rezar para que el resultado sea positivo para ellos y obtener mayores beneficios. Y es aquí donde surge uno de los grandes problemas de España: la evasión fiscal, cuyas pérdidas son entorno a los 90.000 millones de euros anuales según Hacienda.

¿Cómo se traduce en el bolsillo de cada empresa?

Muchas PYMES, sobre todo las grandes multinacionales, solo buscas su beneficio sin pensar que estas acciones ilegales afectan en el resto de los empresarios que sí pagan, ¿cómo?

Es tan sencillo como cuanto más fraude exista, los impuestos de las pymes y autónomos suben hasta 1.900 euros más a pagar para compensar el enorme agujero de deudas. Si a esto le sumamos todas los gastos obligatorios como las cuotas de autónomos, el alquiler del local, recibos, proveedores, trabajadores… el margen de beneficios de los medianos y pequeños empresarios es irrisorio.

¿Cómo puede solucionarse este problema y conseguir ganar más dinero?

La solución es fácil. En primer lugar, es un esfuerzo de todos. Si uno no paga lo padecen los demás pero si todos cumplimos con las obligaciones todos nos beneficiamos. Para empezar, las multinacionales son las primeras que deben de pasar por caja, y después los pequeños y medianos empresarios que tienen deudas pendientes con Hacienda.

En segundo lugar, el Gobierno debería poner más esfuerzos para ayudar a las pymes para su desarrollo y la creación de empleo. Si se les ahoga con impuestos, las pymes dejan de tener beneficios, dejan de pagar sus impuestos y, al final, echan el cierre. Esto último es lo que hay que evitar, además de vivir ahogados por las deudas.

Como podéis ver, el asunto de la evasión fiscal es un tema complicado ya que intervienen demasiados factores. Pero si todos nos uniéramos y pagásemos nuestros impuestos, la pelota quedaría en el tejado del Gobierno, quien tendría que reformar y mejorar las medidas para ayudar a las PYMES.

 

Si te ha gustado compártelo 🙂

Leave a Comment