¿Cómo superar con éxito una inspección de Hacienda?

¿Cómo superar con éxito una inspección de Hacienda?

Una inspección de Hacienda es uno de los momentos más delicados por los que puede pasar una empresa. Cualquier discrepancia en los datos o la falta de una factura puede conllevar penalizaciones económicas para la empresa. Mantener el orden en los documentos es esencial para conseguir tener el visto bueno de Hacienda.

superar una inspección de hacienda
Las inspecciones de Hacienda cada vez son más frecuentes para evitar la economía sumergida o los errores en las cuentas

Todavía estamos en el plazo más esperado para Hacienda y el más temido para el resto de los españoles: la temporada de la declaración de la renta. Meses de estrés y muchos papeleos para cumplir con los impuestos. Para los particulares no suele ser mucha complicación realizar la declaración de la renta, pero para las empresas es más complejo de lo que parece, sobre todo desde que se decidiese poner el ojo en los comercios electrónicos.

Las inspecciones de Hacienda cada vez son más frecuentes para evitar la economía sumergida o los errores en las cuentas y, por ello, debemos estar preparados para cualquier petición de datos. Tras recibir la notificación de la inspección hay que tener muy presente la fecha de recibo de la notificación porque de ella depende el plazo de entrega de los documentos.

¿Cómo hay que organizarse?

  • Revisa todos los documentos importantes como son las facturas, los documentos legales de la empresa, los ingresos y gastos…
  • Las declaraciones de la renta deben guardarse por un tiempo de 5 años. Guárdalas en una carpeta todas juntas y bien ordenadas para facilitar su búsqueda.

Hasta aquí todo es fácil, pero debemos tener en cuenta que existe otra clase de documentación que podrían pedirnos y que debemos poseer, como por ejemplo:

  • Es muy importante realizar las declaraciones trimestrales y anuales correctamente y que todas tengan los mismos resultados. De lo contrario, cualquier dato incorrecto o diferente deberás justificarlo con las facturas pertinentes o una nueva realización de las declaraciones de las rentas para comprobar que están realizadas de forma correcta.
  • Siempre ten todo justificado porque el simple hecho de tener una diferencia considerada entre los gastos y las ganancias hacen sospechar a Hacienda y te pedirán explicaciones a esas discrepancias.
  • No te sorprenda si Hacienda decide pedirte más información en el momento que pides la devolución del IVA. Es un trámite molesto pero frecuente. No te preocupes, no tiene por qué que ser malo.
  • Si eres una empresa que tiene operaciones con otro país de la Unión Europea, Hacienda puede pedirte que le muestres el NIF Intracomunitario, así como todas las operaciones que se hayan realizado con ese NIF. De esta manera, comprueban que tienes los requisitos necesarios para esta clase de operaciones.

El orden es primordial para salir airoso de esta situación y nunca dejes para mañana el papeleo. Llévalo siempre al día para evitar sustos.

Si te ha gustado compártelo 🙂

Leave a Comment