Las ideas para emprendedores que debes evitar

Las ideas para emprendedores que debes evitar

Hoy en día, emprender es una opción buena para obtener dinero pero hay que saber cómo hacerlo para evitar un agujero económico grave. Por eso hay que tener en cuenta que no todas las ideas para emprendedores son buenas.

ideas para emprendedores
Las ideas para emprendedores son de carácter personal, es decir, las soluciones que le sirvieron a una agencia de viajes no son válidas para una tienda de reparación de calzado.

La improvisación no es una amiga

Cuando se crea un nuevo negocio hay que tener una buena planificación del proyecto para saber hacia dónde y cómo tienes que ir. La improvisación en el camino solo te proporcionará complicaciones en la gestión de tu negocio y es muy fácil que te lleve al fracaso.

Cuidado con los consejos ajenos

Siempre tienes que tener en mente que no hay dos negocios iguales. Las ideas para emprendedores son de carácter personal, es decir, las soluciones que le sirvieron a una agencia de viajes no son válidas para una tienda de reparación de calzado.

Solicita ayuda a empresas especializadas que conocen las necesidades de cada negocio y sabrán que acciones se han de llevar a cabo para que la idea funcione.

Las prisas no son buenas

A la hora de emprender, las prisas por comenzar son una de las culpables para que tu negocio fracase. La organización es fundamental, al igual que los detalles. Ten claro cuáles son las prioridades de cada momento y no atrases una tarea solo por ser algo para dentro de dos meses, porque cuando te quieras dar cuenta ese proyecto será urgente y harás lo mismo una y otra vez. La mala organización provocará que tus trabajos no tengan la calidad que se merecen.

Las soluciones espontáneas no sirven

Somos humanos y cometemos errores. Cuando esto ocurra, soluciona el problema con cabeza y bien, no optes por la forma sencilla que es poner parches. Los parches son un placebo a los errores más graves, y las consecuencias son una mala imagen de ti y de tu negocio, lo que se traducirá en un fracaso seguro.

 No aceptes más trabajo del que puedas hacer

La ambición no es buena compañera, al igual que la vergüenza de decir no. Abarca aquello con lo que puedas y rechaza o deriva todo lo que suponga un sobreesfuerzo innecesario. Todos los trabajos necesitan la misma atención, por lo que si te saturas algunos proyectos quedarán desatendidos.

Ten en cuenta estas ideas para emprendedores y verás como tu trabajo va creciendo día a día.

Si te ha gustado compártelo 🙂

Leave a Comment