Diseño de logotipo, pasos para crear el logo perfecto

El diseño del logotipo es uno de los primeros pasos a dar cuando nace un nuevo proyecto empresarial. Te explicamos lo que tienes que hacer y que debes evitar a la hora de afrontar la imagen del proyecto que estás a punto de crear.

diseño de logotipo

 

Muchos artículos que abordan el diseño de logotipos se pierden en complejas teorías técnicas sobre nomenclaturas, historia y tendencias del diseño. Pero todo eso no tiene gran relevancia en nuestro caso.

Por una parte, porqué sería crear un tratado de diseño gráfico, cuando lo que perseguimos, en este caso, es diseñar un logotipo que cumpla su función. Es por eso que aquí sólo nos vamos a centrar en darte consejos prácticos sobre el proceso para desarrollar el diseño de tu logotipo.

Los pasos más para diseñar tu logotipo

 

EL TARGET

Para empezar no podemos pasar sin haber definido los puntos clave:

  • Dónde lo vamos a usar
  • A quién nos dirigimos
  • Qué queremos transmitir

DOCUMENTARNOS

El segundo paso será documentarnos, debemos investigar el mercado tanto a nivel nacional como internacional. Es un error muy común enfrentarse al blanco del papel sin haber estudiado el sector en el que pretendemos competir. Aunque no todo lo de fuera es mejor, tomar referencia de como se actúa en otros países puede darnos claves para evolucionar lo que vemos en nuestro entorno más cercano.

A la hora de documentarnos lo que perseguimos es analizar cada caso en su concepto, descartar lo que veamos inapropiado y centrarnos en lo que nos sorprenda positívamente. Una vez identificados los casos que nos han cautivado analizaremos el porque nos han resultado tan atractivos. El objetivo es sacar conclusiones sobre lo que funciona y lo que no en entornos similares al que se va a mover nuestra marca.

EL PROCESO CREATIVO

Ahora tenemos un listado de ideas sueltas: tipografías, conceptos, formas y combinaciones de colores. El tercer paso es empezar el proceso creativo. Teniendo en cuenta las referencias tomadas procederemos a aplicarlas.  Realizaremos combinaciones de tal manera que consigamos marcar una primera linea de formas que sean la base que dote de personalidad al resultado final.

¿Serif o Sans Serif? ¿Una linea futurista o las curvas del lettering? Sea cual sea tu decisión, la elección de tipografías tiene que guardar el equilibrio perfecto entre la parte creativa y la legibilidad. No olvidemos que el objetivo principal es transmitir un mensaje, por favor, que se entienda 🙂

Dos de las principales fuentes gratuitas para elegir y descargarte tipografías se encuentran en los portales:

tipografias para logotipos

 

Una vez contemos con la disposición de los elementos, procederemos a definir los colores de nuestro logotipo. No puede ser una decisión al azar, los colores evocan sensaciones y emociones, y estas se van a quedar asociadas a nuestra marca. Cuidado con sobrecargar el logotipo con muchos colores, recuerda que es importante que se pueda asociar nuestra marca a una combinación de colores y no al arco iris.

 

EL SOFTWARE

Por último es importante indicar que para diseñar un logotipo, es imprescindible hacerlo en un programa vectorial: Illustrator, Corel Draw, Freehand, o los libres Inkscape o Karbon 14. Elige el que más cómodo te sea pero usa vectores.

La imagen de nuestra marca ha de servirnos para ser representada tanto en unas tarjetas de visita como en la rotulación de la entrada. Un diseño realizado con vectores, a la hora de ampliarlo nunca perderá calidad.

vectorizado logotipo

El último paso es hacer las pruebas de impresión, ya sea por el color, por los elementos de la composición o  por la adecuación de la tipografía. Es primordial que lo que vemos en pantalla funcione también a la hora de ser impreso.

Que debes evitar al diseñar tu logotipo

Lo primero que debes evitar, es que tu logo no esté sobrecargado, así como lo hemos mencionado con los colores pasa igual con la composición, menos es más. Cuanto más simple mejor. Opta por formas sencillas y bien definidas que lo hagan reconocible en cualquier tamaño.

Al respecto, te recomendamos un artículo muy interesante que habla precisamente de eso, de ser simples, pero de manera muy graciosa, el Manifiesto de un logo enfadado.

Aunque parezca una evidencia, nunca hacer un logo parecido al de tu competencia, lo tenemos que evitar a toda costa. El diseño de nuestro logotipo tiene que ser diferente, tener su propia personalidad. No queremos confundir al público. Cuando al principio de post hablábamos de “investigar” y documentarnos, nos referíamos a tomar referencias de lo que marca tendencia para tomar lo bueno y apoyarnos en ello, no para calcar el trabajo de otros.

En último lugar, evita usar un nombre muy largo. Esto va a hacernos usar mucho más espacio.

Además, un nombre largo nos puede dar problemas en redes sociales, en espacios pequeños de un web o en papelería. Si el nombre de la marca es demasiado largo, opta por usar acrónimos o siglas que permitan reconocer la marca por su alias, su forma o tipografía mas que por la lectura de su nombre completo.

Related posts

recibe nuestras
publicaciones

Deja tu comentario