¿Cómo compaginar la familia y el trabajo en casa?

Solo necesitas 5 claves para conseguir un equilibrio entre la faceta profesional y personal. Tener la familia en casa no es un problema para desarrollar tu trabajo fuera de una oficina, simplemente debes de organizarte de otra manera.

Compaginar en verano trabajo y familia
Tener la familia en casa no es un problema para desarrollar tu trabajo fuera de una oficina

Trabajar en casa tiene múltiples ventajas, como crear tu propio horario de trabajo a la par que lo combinas con tu vida personal. Esta situación no siempre es fácil y más si tienes a la familia en casa en tus horas de trabajo. Aun así, se puede conseguir concentración y rendimiento para sacar adelante su labor profesional.

  • Horarios. Cuando se tienen niños pequeños, se les requiere más atención. Por ello, debes de aprovechar al máximo aquellas horas en las que no están en casa o cuando estén dormidos para ocuparte de las partes más difíciles del trabajo. Cuando estés acompañado/a, es el momento de ver y actualizar las redes sociales, preparar correos u otras actividades que no requieren un sobreesfuerzo.Esto nos indica que tus horarios de trabajo a lo largo de la semana pueden ser variables y no tener un horario fijo de oficina, por lo que tendrás que tener una agenda muy bien planificada para llegar a los tiempos establecidos.

Compaginar en verano trabajo y familia

  • Tranquilidad, relajación y paciencia. Tener a la familia dentro de casa puede llevarte a un estado de estrés constante. Lo ideal es que aprendas a relajarte con diferentes técnicas efectivas que no te llevarán más de cinco minutos y que puedes practicarlas en tus ratos de descanso.
  • Tareas escolares. Una buena manera de pasar tiempo con tus hijos es trabajar mientras ellos hacen los deberes. De esta forma podrás ayudarles con sus ejercicios y estarán ocupados mientras te dejan tiempo para trabajar. En verano prepara actividades creativas en las que los niños puedan estar jugando mientras se divierten, como, por ejemplo, hacer manualidades.
  • No todo es trabajo. Pasar un rato con tus hijos jugando te ayudará a que después puedas aplicar tiempo a tus tareas. Aprovecha tus descansos para jugar con ellos y así notarás una mayor satisfacción por pasar tiempo con tus hijos y desconectarás tu mente del trabajo, consiguiendo mejores resultados y más concentración.
  • Da recompensas. Cuando tus hijos te dejen trabajar y no te molesten, felicítales y dales un premio. Esto conseguirá que ellos vean lo importante que es dejarte trabajar y los beneficios que obtendrán.

La clave de trabajar en casa es mantener un equilibrio entre el trabajo y la familia. En ocasiones es difícil, pero no imposible.

Si te ha gustado compártelo 🙂

Related posts

recibe nuestras
publicaciones

Deja tu comentario