La CIA nos descubre: 6 detectores de la verdad para descubrir las mentiras

Al igual que el aire, la mentira está presente tanto en nuestra vida laboral como personal. Gracias a un pequeño análisis de la conducta se puede saber cuándo nos están mintiendo. Para ello, utilizaremos nuestros detectores de mentiras que son la comunicación verbal y no verbal. ¿Quieres saber cómo funcionan?

Técnicas para descubrir a un mentiroso.
Como bien dice el refrán “Antes se coge a un mentiroso que a un cojo”

Como bien dice el refrán “Antes se coge a un mentiroso que a un cojo”. Se puede detectar una mentira de dos maneras: con la comunicación verbal y la comunicación no verbal.

Comunicación verbal

 1º Lo más frecuente son las contradicciones a la hora de narrar los acontecimientos. Si cada vez que hablas de un tema tu interlocutor te dice una cosa distinta, sospecha de que te está mintiendo.

 2º Otro factor son los silencios después de una pregunta. Esos segundos se utilizan para pensar o reconstruir la mentira, porque nuestro cerebro necesita un tiempo para crear una historia de la nada que tenga lógica.

Comunicación no verbal

Este tipo de comunicación es uno de los más importantes para poder descubrir una mentira, ya que hay personas que cuando hablan saben mentir muy bien.

1º Observa que lo que se dice con palabras es acorde con lo que se dice con los gestos. Si se está afirmando algo no se puede estar negando con la cabeza, ya que eso es una contradicción.

2º Mirar el móvil repetidas veces, recolocarse la ropa más de una vez, tener sudores o ponerse colorado son algunos síntomas nerviosos que se producen de manera natural cuando no estamos diciendo la verdad provocado por la tensión que se produce por el miedo a ser descubiertos.

3º El tono de voz es importante. Cada persona utiliza, en su vida cotidiana, un tono de voz concreto. Si se ve modificado sin que exista una causa justificada, desconfía de lo que te cuentan.

4º Junto a la voz, la mirada también es otro factor para descubrir una mentira. Una mirada muy fija o la inexistencia de contacto visual es otro síntoma de que no se está siendo fiel a la verdad.

Ante la duda, desde Iconestudio te aconsejamos que verifiques lo que te han contado con una pequeña indagación. Sólo así sabrás qué es cierto y qué es falso.

 

Si te ha gustado compártelo 🙂

Related posts

recibe nuestras
publicaciones

Deja tu comentario