Pymes sostenibles, la nueva forma de hacer negocio

Las empresas sostenibles están ganando mucha fuerza entre los consumidores, quienes poco a poco están más concienciados con la sostenibilidad. Una adecuada remodelación de la empresa enfocada a ser más respetuosa con el medio ambiente ayudará a subir la reputación y las ventas del negocio. ¿Qué puede hacer una pyme para ser sostenible? ¿Se necesita mucha inversión de dinero?

pymes sostenibles
Cada vez las personas valoran más a las empresas sostenibles, cuyo objetivo es realizar el mismo trabajo pero de una manera más respetuosa con el medio ambiente.

Las empresas sostenibles son la base fundamental para la supervivencia del ser humano, los recursos naturales y la fauna animal y vegetal. Cada vez las personas valoran más a las empresas sostenibles, cuyo objetivo es realizar el mismo trabajo pero de una manera más respetuosa con el medio ambiente. No importa el tamaño del negocio o la actividad que se desarrolle, todas las empresas pueden colaborar y ser más sostenibles.

¿Qué se puede hacer en una PYME para ser más sostenible?

Existen multitud de acciones sostenibles y no se requiere una inversión económica grande, sino más bien una inversión de tiempo y concienciación. Las acciones sostenibles más básicas y de fácil implantación son:

pymes sostenibles

  • Utilizar materiales ecológicos como bolígrafos o bolsas biodegradables. Existe una multitud de material de oficina 100% ecológico.
  • Exigir a tu imprenta el certificado FSC que garantice la sostenibilidad de los bosques de donde obtienen la materia prima y así contribuir de forma directa al equilibrio medioambiental haciendo un consumo responsable.
  • Reducir el CO2: aprovecha más la luz natural y, en caso, de utilizar luz artificial que sean bombillas de bajo consumo.
  • Controla la climatización de tu oficina o nave. Lo ideal es tener una temperatura ambiente de unos 22ºC para evitar un consumo excesivo de energía. Aprovecha el calor del Sol cuando incide por las ventanas para calentar la estancia.
  • Separar y reciclar la basura, el papel, vidrio o plástico que se genere en el negocio.
  • Utiliza el menor papel posible: lo ideal son los envíos por e-mail o digitalización. Si tienes que utilizar papel que sea reciclado o con certificado FSC.
  • Reutilizar o darle un nuevo uso a aquellos objetos que ya no se utilizan para la función que fueron diseñados.
  • Concienciar a los propios trabajadores para que sean partícipes en el proyecto sostenible.
  • Dar a conocer a tus clientes tu responsabilidad con el medio ambiente.

¿Qué beneficios tiene una empresa sostenible?

Los consumidores cada vez están más concienciados en salvaguardar la naturaleza y valoran mucho más a las empresas sostenibles.

  • Crear una empresa sostenible garantiza el futuro de la misma, ya que se va a diferenciar de la competencia.
  • Las pymes sostenibles tendrán menos dificultades para implementar las leyes futuras sobre sostenibilidad en los negocios.
  • Se puede aumentar el mercado de negocio hacia nuevos target o sectores que antes no se habían explotado por falta de conocimiento o de interés económico.
  • La imagen de marca y las valoraciones positivas aumentarán.
  • Todo esto ayudará a las pymes sostenibles a obtener más volumen de ventas.

Nuevas ideas sostenibles, ¿que nos depara el futuro?

Aparte de la novedad del motor de agua, los científicos están intentando reducir el CO2 de las ciudades. Una de las últimas novedades llega en árboles luminosos, los cuales pretenden sustituir a las farolas tradicionales de las calles. Esto se consigue a través del ADN de las luciérnagas, que tiene luminiscencia, es decir, emiten luz propia. Los científicos de la empresa Glowing Plant han conseguido aislar esa bacteria e implementarla en plantas para que éstas puedan brillar en la oscuridad. Su idea es conseguir la suficiente luminiscencia en los árboles para que puedan iluminar las calles de una ciudad. Esto supondría un ahorro importante de energía y de reducción de emisiones de dióxido de carbono.

En el mundo textil, uno de los mercados que más agua consumen a la hora de producir ropa, se está concienciando y renovando su forma de negocio hacia una moda más sostenible. Es el caso de la empresa sueca H&M, quienes han cambiado su forma de crear ropa con tejidos reclicados para reducir el consumo de recursos naturales.

Y ahora piensa en tu negocio ¿Como contribuye tu empresa a la sostenibilidad medioambiental?

Si te ha gustado compártelo 🙂

Related posts

recibe nuestras
publicaciones

Deja tu comentario