¡Cuidado con los garabatos! Expresan lo que no quieres decir

¡Cuidado con los garabatos! Expresan lo que no quieres decir

Un gesto inoportuno o un garabato realizado en un lugar inadecuado puede transmitirle a nuestro interlocutor rasgos de nuestra personalidad o lo que estamos pensando en ese momento. El ser humano interactúa de manera inconsciente cientos de veces al día y algunas de esas reacciones pueden darnos pistas sobre nosotros y nuestra relación con el entorno.

Qué significan los garabatos
los clásicos garabatos que realizamos en una hoja de papel de manera inconsciente también están expresando nuestra forma de ser y nuestras debilidades.

A lo largo del día realizamos cientos de gestos inconscientes que expresan nuestros pensamientos y comportamientos. Muchos de ellos pueden prevenirnos ante pequeños estados de depresión o de seguridad en nosotros mismos.

Los gestos no verbales son muy importantes para delatar nuestro estado de ánimo o lo que pensamos sobre una persona o situación. En ocasiones, una mala postura tiene como resultado perder un trabajo, un cliente o arruinar una cita.

De la misma manera los clásicos garabatos que realizamos en una hoja de papel de manera inconsciente también están expresando nuestra forma de ser y nuestras debilidades.

¿Qué significan?

  • Replicar una y otra vez la firma: los expertos afirman que son personas egocéntricas y soberbias, es decir, están pensando más en sí mismos que en lo que se está diciendo durante una reunión.
  • Subrayar palabras determinadas: siempre se relaciona con recalcar algo importante para que no se olvide, pero también es una forma de liberar las emociones como la tensión.
  • Las clásicas figuras de personitas: simboliza la inseguridad que se siente sobre uno mismo, queriendo estar solo en algunos casos.
  • Dibujar un tablero de ajedrez: se relaciona con estados de duda del camino que se ha de tomar en la vida o de una situación concreta. También se puede asociar a complejos que aún no han salido a la luz.
  • El tamaño de los garabatos sí que importan: no es lo mismo realizar un garabato pequeño que simboliza una gran capacidad de observación, así como una mente que posee facilidad de retener detalles que un garabato grande que caracteriza a las personas que poseen mucha energía e imaginación.
  • Líneas curvas o espirales: suele estar relacionado con pequeñas crisis emocionales propias y no les da importancia a los problemas ajenos.
  • Las clásicas casitas y cuadraditos infinitos: son comunes en personas que tienen muy claras sus ideas.

Estos son algunos ejemplos de lo que pueden significar la simbología que plasmamos en un papel. Hay que tener en cuenta que sus significados varían según la cultura en la que vivamos al estar condicionados por aspectos culturales. Lo mismo ocurre con las acciones no verbales. Por ejemplo, el gesto de “OK” con la mano, en países como Japón significa dinero, en Alemania o Brasil es un gesto obsceno mientras que en Francia significa cero o inútil.

En definitiva, prestando atención a nuestra comunicación no verbal o ciertos actos que nos salen de forma automática podemos aprender un poco más sobre nuestro estado emocional. Y es que las emociones son el lenguaje que nuestro cuerpo utiliza para comunicarse con nosotros. Aprender a interpretarlo nos ayudará a ser mejores y sentirnos mejor.

Si te ha gustado compártelo 🙂

Leave a Comment