La fidelización, una herramienta para aumentar los beneficios de tu negocio

La competencia en cualquier sector es cada vez mayor, por lo que captar nuevos clientes puede convertirse en un camino lleno de obstáculos. Para resolver eso, fidelizar al consumidor se convierte en una de las soluciones.

La fidelización
Aprende a escuchar a tus clientes. Porque más vale una crítica a tiempo que palmaditas en la espalda

Al iniciar una campaña de marketing y comunicación con el fin de captar nuevos clientes estamos invirtiendo una cantidad de recursos económicos considerables sin que los resultados dependan tanto de nuestras acciones como de la disponibilidad y el acierto al elegir el target. Por supuesto que resulta imprescindible la acción comercial para captar nuevos clientes pero tan importante o más es la estrategia de fidelización que llevemos a cabo con los consumidores que ya hemos cautivado en alguna ocasión. De hecho entre 100 clientes de paso y 1 fiel, a veces, es preferible optar por conservar lo conseguido.

Es cierto que la dinámica de trabajar contra la corriente de la competencia día a día puede hacer obsesionarnos con la captación y desatender al cliente satisfecho.

¿Qué me ofrece un cliente satisfecho?

Cuidar el proceso de prestación de servicio o la adquisición del producto así como contar con un buen servicio de atención postventa tendrá una repercusión muy positiva a medio largo plazo.

  1. Dejará de lado a la competencia para ponerte en su agenda como proveedor de referencia lo cual te asegurará ventas sin necesidad de acción comercial alguna.
  2. Se convertirá en embajador de tu marca de forma totalmente gratuita. Podrás acceder de forma indirecta a su red de contactos.
  3. Aprovecha las buenas opiniones para destacar públicamente sobre tu competencia. En caso de duda las opiniones en Internet son determinantes.
  4. Aprende a escuchar a tus clientes. Porque más vale una crítica a tiempo que palmaditas en la espalda, podrás obtener el feedback de tus clientes si les das oportunidad de expresarse. Esa valiosísima información te servirá para rectificar y mejorar aquellos aspectos que necesitas replantear.
  5. El empatizar con los clientes y establecer una relación de confianza no sólo te reportará beneficio de parte de ellos sino que además hará más productivos a tus empleados ya que se verán recompensados emocionalmente al buscar la buena relación con los clientes que han de tratar.

¿Cómo diseñar tu programa de fidelización?

No se trata de ninguna novedad, de hecho se ha convertido en un extra casi obligatorio en ciertos sectores el contar con un sistema de fidelización. Antes de decidir la estrategia analiza bien las acciones de tu competencia para mejorarlas y diseñar un plan novedoso.

Al comenzar a elaborar un programa de fidelización es imprescindible tener bien ordenada y actualizada tu base de datos de clientes para contar con la información más precisa posible y poder elegir aquellos clientes que te interesa fidelizar.

Estudia bien a tus clientes y sus motivaciones para averigua que les puede inclinar a ser fieles a tu marca: precios, exclusividad de productos, servicios de calidad,…

Selecciona ese grupo de clientes que más te interese fidelizar. Por supuesto que queremos fidelizar a todos nuestros clientes pero, a veces, es preciso medir nuestra capacidad de esfuerzo para invertirlo en el lugar adecuado.

Algunos tipos de planes de fidelización son:

Trato preferente VIP. Este tipo de programas va dirigido a ofrecer un trato exclusivo a los mejores clientes a través de ventajas, detalles o eventos con invitación.

Fidelización multimarca. Aprovechate del tirón de marcas de prestigio para ofrecer ventajas a tus clientes derivadas de acuerdos con estas firmas.

Planes de recompensa. También conocidos por todos como cupones descuento. Se trata de comprar la fidelidad a cambio de futuras recompensas.

Existen multitud de planes de fidelización, elige el que va más con el espíritu de tu proyecto pero lo más importante es conseguir que el cliente sienta la comodidad y gratitud que haga volver a consumir tus productos o servicios.

Deja tu comentario