Pyme desconectada, nunca más.

Es casi innecesario decir que en este momento, todas las empresas, incluida cualquier Pyme, deberían tener un departamento o una persona encargada de lo que conocemos como Social Media. Parece que las grandes marcas tienen una ventaja enorme sobre el resto de negocios, dado su presupuesto. Pero vamos a probar que no es el dinero el que hace que los clientes respondan positivamente y se transformen en clientes.

Los resultados mejoran con Redes Sociales
Aumenta tu alcance gracias a las Redes Sociales

No seas egocéntrico

Esta claro que las redes sociales de nuestra empresa forman parte de una estrategia de publicidad, ya que el objetivo final es ser más conocido y transformar seguidores en clientes. Pero nuestros seguidores no solo quieren ver precios y productos. A menudo ni siquiera quieren ver fotos del local. Por ello, debemos entender que otros valores pueden ir asociados a nuestro producto o marca. Uno de los ejemplos más claros en este caso es Red Bull. La marca de bebidas energéticas que basa gran parte de su estrategia en algo muy diferente a anunciarse. Utilizando el deporte extremo, la empresa genera mucho contenido de interés en RR.SS. Como puedes ver, han relacionado los valores de superación y habilidad con su marca, y con ello, han conseguido que su cliente relacione estos dos elementos de manera casi automática. Por ello, debemos intentar enfocar nuestra Pyme de manera que consiga ser representada por algún tipo de valor o experiencia, que permita generar contenido.

Un canal, una estrategia

En ocasiones, vemos como algunas Pymes entran en el mundo de las RR.SS. con muchas fuerza a la hora de crear perfiles. Ahorra trabajo. Quizá no necesites alguno de esos canales, y simplemente estás invirtiendo tiempo en algo nada productivo. Por ello, debemos crear una estrategia que incluya canales donde sí se encuentra nuestro target o público objetivo. Un mal cálculo de esta estrategia suele dar lugar a perfiles abandonados o duplicados, que afectan a los algoritmos relativos al SEO, pero sobre todo nos restan posibilidades de ser localizados por nuestros clientes potenciales, y en caso de encontrarnos, se llevarán una mala impresión al ver una red abandonada.

Invierte en una cámara de calidad

Actualmente, el contenido multimedia es el rey de todas las redes. Por ello, os recomendamos que aprendáis un poco de fotografía y consigáis un buen equipo. Esto os ayudará a generar contenido visual de calidad. Una buena imagen suele recibir buena acogida, aunque no se trate de Instagram. Por ello os recomendamos fervientemente que utilicéis este tipo de contenido para atraer a vuestros clientes. Es más fácil confiar viendo algunas imágenes o vídeos, y vuestro cliente no es una excepción.

Crea comunidad

Lo más valorado por los usuarios en RR.SS es la interacción, conocida como engagement. Si las preguntas o solicitudes de tus clientes potenciales no obtienen respuesta, estás perdiendo oportunidades. Por ello, no dudes en comportarte como un humano. Tu público busca más que un catálogo en Facebook. Lo que buscan es encontrar contenido emocionante, que haga reír, o que ayude a realizar una tarea, por ejemplo. Por eso, debemos crear una comunidad y cuidarla. Contestar a sus preguntas y recibir  todas las peticiones y opiniones con criterio, y teniendo en cuenta las normas sociales que hemos ido acatando en nuestra comunidad.

Busca ayuda

Cada vez es más complicado conseguir grandes resultados en poco tiempo. Por ello, te recomendamos que te ayudes de otros perfiles, que pueden actuar como influencers. Los comentarios positivos a otros negocios generan repercusión y feedback. Esto es tremendamente positivo.

Por otro lado, no dudes en buscar una empresa o trabajador que se encargue de este tema, aunque sea de manera momentánea. A veces un buen arranque es decisivo, y si la tarea se torna complicada para los trabajadores de una Pyme, una mano profesional te ayudará mucho.

Humanos tras la pantalla

Las publicaciones y respuestas que das a tu publico deben ser lo más humanas posibles. A nadie le gusta notar que una máquina esta contestando sin sentido. Por ello, en la medida de lo posible, es bueno intentar ser todo lo “emocional” posible. Es decir, si un cliente te escribe enfadado, lo peor que puede recibir es una contestación “sin emociones”. Una persona enfadada, y más un cliente de una Pyme, busca comprensión y solución.

La creatividad siempre gusta

Esta claro que es necesaria una estrategia, pero en ocasiones, salirse de la norma no tienes porque ser malo. No tengas miedo a lanzar un post creativo. A tu público posiblemente le gustará siempre que reúna unos mínimos de criterio y sensibilidad.

 

Deja tu comentario