El neuromarketing o cómo aumentar las ventas conociendo la mente del consumidor

La psicología es una ciencia que se puede aplicar en la educación, a nivel clínico e incluso en tu empresa. Sí, también en el marketing de tu negocio. Saber cómo funciona la mente del consumidor para conocer lo que le puede incitar al consumo puede resultar sumamente útil para aumentar el volumen de ventas de tu negocio. De eso se encarga el neuromarketing. ¿Cómo se consigue? ¿Qué necesito para vender más?

Neuromarketing
Saber cómo funciona la mente del consumidor para conocer lo que le puede incitar al consumo puede resultar sumamente útil para aumentar el volumen de ventas de tu negocio.

Hoy en día todo avanza y cambia constantemente. Es por ello que el objetivo de las empresas en estos momentos no solo es vender, sino también fidelizar a sus clientes y cuidar la relación que les une. El primer paso para trabajar en esta relación es saber lo que piensa realmente el usuario sobre tu marca. De aquí nace el neuromarketing, una rama que aúna la psicología con el marketing.

¿Qué es el neuromarketing?

Es una técnica de marketing que trata de descubrir el comportamiento y los gustos del consumidor ante una y/o varias marcas para, de esta forma, conocer en profundidad lo que realmente piensa sobre ella/s. Sin percatarnos, todos nos exponemos directamente a la influencia de las marcas, tomamos decisiones inconscientes a la hora de elegir un producto u otro, y en las bases de esa elección se crea el neuromarketing, una técnica para medir lo que realmente nos gusta o nos desagrada sin ni siquiera abrir la boca.

¿Cómo funciona esta forma de venta?

Existen varios parámetros, relacionados con los sentidos, que interactúan en el momento que compramos:

  • Percepción táctil
  • Percepción olfativa
  • Percepción auditiva
  • Percepción visual

Al jugar con estos sentidos, lo que se produce en el consumidor son recuerdos o sensaciones positivas para adquirir un determinado producto. De manera inconsciente, si, por ejemplo, la imagen de una marca de galletas te recuerda a la merienda que te preparaba tu abuela, algo dentro de ti te impulsará a comprarlas.

Existe una serie de elementos que orientan e influyen al consumidor a la hora de comprar, como pueden ser:

  • La música. El tipo y el ritmo de la música pueden ser muy influyentes a la hora de la compra. Una melodía calmada nos hará estar más tranquilos, fijarnos bien en cada producto e incluso nos incitará a comprar más. Sin embargo un ritmo rápido nos llevará a comprar de forma ágil, sin fijarnos demasiado en los detalles. Esta última es una técnica muy utilizada por algunas marcas de ropa.
  • La iluminación. Una luz cálida le dará al consumidor tranquilidad, del mismo modo que la música serena incitará a observar con detalle los productos. Por otro lado, la iluminación fría y directa puede ser muy útil cuando se quiere resaltar uno o varios productos. Por ejemplo, es muy común para los lanzamientos. El ser humano siempre se dirigirá inconscientemente a lo que “brilla”. Por gracioso que parezca, es tan real como la vida misma.
  • El olor. Este es uno de los puntos fuertes dado que el ser humano retiene los aromas durante mucho tiempo en su mente y los asocia a momentos y recuerdos. Desde el olor a la ropa de casa que consigue despertar esa ternura al percibir la fragancia de un suavizante hasta el olor del café de cada mañana. Si un aroma es familiar para el cliente, siempre será su elección.
  • Poner los productos caros a la vista. Esto nos permitirá atraer la atención a los productos de mayor coste, mientras que todos aquellos más baratos estarán por encima o por debajo de estos para atraer menos interés. O a la inversa, poner precios baratos en la cartelería para aumentar el consumo.
  • Colocar varios productos iguales juntos haciendo un tipo de mosaico generará en el consumidor la sensación de que el producto es más económico de lo que en realidad es. Sin embargo, colocar un producto barato sin nada alrededor le dará exclusividad y lujo.

Otras técnicas comunes son el clásico final de .99€ que engaña al cerebro del consumidor haciendole pensar que el producto es más barato de lo que en realidad es. Colocar en los supermercados los productos básicos al final del establecimiento para que compres mucho más de lo que tenías pensado hasta llegar a ellos o poner en las cajas productos atractivos son algunas de las técnicas utilizadas para captar tu atención y adquirir más ítems.

Los colores también dan mucho juego a la hora de llegar a las emociones del consumidor. Conocer y aplicar la psicología del color en los productos es una asignatura que cada marca debe tener al día.

Y si hablamos de las emociones no podemos olvidarnos de las fechas clave. Días como San Valentín, el Día del Padre o Navidad son momentos estratégicos para realizar promociones y ediciones limitadas de productos que el cliente deseará tener en casa y regalar. Es un momento clave para afianzar la relación con clientes más o menos fieles y también para atraer a nuevos consumidores.

Hasta aquí hemos hablado del neuromarketing offline, pero eso no es todo, ya que no solo es aplicable a tiendas físicas sino también a tiendas online, donde se puede jugar con sonidos, colores e infinidad de elementos visuales. Una gran marca debe cuidar tanto su imagen física como su imagen virtual. Una página web optimizada para buscadores y unas buenas acciones en redes sociales son tanto o más importantes a día de hoy que las tiendas físicas.

¿Cómo puede conseguir un pequeño negocio una buena estrategia de neuromarketing?

A día de hoy no solo las grandes empresas pueden acceder al neuromarketing. Existen empresas que ponen en marcha estas estrategias en las acciones de sus clientes con la misma efectividad que la que consiguen las grandes compañías.

Además existen artículos en la red y libros de neuromarketing aplicado donde cualquiera puede encontrar estudios de neuromarketing aplicados a distintos productos, sectores y mercados, y adaptarlos a su marca.

Si no sabes cómo aplicar el neuromarketing en tu web pincha AQUÍ.

Si te ha gustado compártelo 🙂

Deja tu comentario