Si no soy autónomo, ¿puedo facturar?

La respuesta es sí. Efectivamente se puede facturar sin ser autónomo pero hay que tener cuidado con algunas matizaciones que nos exige la Seguridad Social y que si no las tenemos en cuenta podemos vernos en situaciones nada rentables para nuestro bolsillo.

Facturar sin ser autónomo
Existen casos en los que no es obligatorio darse de alta como autónomo. La diferencia marca lo que ganas y si es o no habitual tu actividad.

Para facturar sin ser autónomo es importante conocer con exactitud la actividad que estás realizando y la frecuencia con la que la generas.

A diferencia del resto de Europa, en España no es tarea fácil trabajar por cuenta propia. Las estrictas obligaciones fiscales hacen que no todo el que tiene una idea para emprender encuentre los ánimos para hacerlo. Pero existen casos en los que no es obligatorio darse de alta como autónomo. La diferencia marca lo que ganas y si es o no habitual tu actividad. Aunque lo que si está claro es que has de declarar tus ingresos al fisco.

¿En que situaciones puedo facturar sin ser autónomo?

El Tribunal Supremo dejó claro en una sentencia del año 2007 que una persona cuyos ingresos anuales no superaran el SMI (Salario Mínimo Interprofesional), que son 9.080,40 € en el 2015, no está obligado a registrarse como autónomo, por considerar que ese sueldo no es el suficiente para vivir.

Atendiendo a esa sentencia, si tu remuneración no supera esta cuantía, no estarías obligado a registrarte como trabajador por cuenta propia.

Por otro lado, la Seguridad Social no comparte al 100% la opinión del Tribunal Supremo, alegando que en el momento que se desarrolle una actividad que genere una retribución y se realice de forma continuada, se debe cotizar dentro del régimen general de autónomos con al menos su cuota mínima de 260€ (a partir de ahí puedes elegir diferente módulos y pagarás en consonancia).

Por lo tanto es importante tener claro que aunque no se llegue al SMI pero sí se realice la actividad de manera habitual, es necesario registrarse como trabajador por cuenta propia.

¿Puedo facturar si estoy cobrando el paro?

En el supuesto de que estés cobrando el subsidio por desempleo y te surja un trabajo por cuenta propia, aunque no llegue al SMI, no podrás realizar facturas si no estás dado de alta como autónomo, hecho incompatible con el cobro de la prestación por desempleo. Si decides hacerlo corres un serio riesgo de perder tu prestación y enfrentarte a las correspondientes sanciones de la Seguridad Social.

No te olvides de la Agencia Tributaria

Cuando realizas un trabajo es importante hacer una factura porque Hacienda obliga a pagar el IVA de cada contrato mercantil, independientemente que estés o no dado de alta como autónomo. De lo contrario, estarías dentro de la ilegalidad. Para formalizar este trámite es necesario registrarse en Hacienda en el impuesto de actividades económicas (IAE). Se debe cumplimentar el modelo 036 o 037 para pagar al fisco el IVA.

Recuerda que cada vez que realices una factura debes tener en cuenta la retención del IRPF que te corresponda según la actividad. Además, es necesario presentar la declaración trimestral del IVA para evitarte problemas con Hacienda.

¿Qué consecuencias puede tener para mí ejercer una actividad continuada sin registrarme como autónomo?

En el momento que realizas una actividad habitual, independientemente de tus ganancias, la Seguridad Social te obliga a pagar la cuota de autónomo. Si no lo haces, deberás justificar los motivos por los que no te has registrado como trabajador por cuenta propia. Además deberás abonar todas las cuotas de autónomo que no hayas pagado desde que comenzaste tu actividad, pero estos pagos llevarán consigo un recargo de, nada más y nada menos, un 20%. Y a esto habrá que sumarle los intereses por pagar con retraso. En resumen, la peripecia podría salirte cara.

¿Cómo puedo hacerlo si trabajo 4 horas y no gano para la cuota de autónomo?

Hasta el momento, en España no existe la figura de autónomo a tiempo parcial. Lo que sí puedes hacer es registrarte como autónomo los meses que necesites facturar para no infringir la ley. Un ejemplo de ello es el caso de muchos de los trabajadores autónomos del sector turístico que solo se dan de alta los meses de verano y están de baja el resto del año.

Para aquellas personas que trabajen como asalariado y como trabajador por cuenta propia, han de saber que en la Seguridad Social existe una serie de bonificaciones o deducciones en la cuota de autónomos por pluriactividad.

Usar empresas paraguas para facturar, una posible salida

Desde hace tiempo en muchos países, como Reino Unido, existen las denominadas “empresas paraguas”. La ventaja de estas empresas es que puedes darte de alta durante unas horas a la semana, un día, una semana… y darte de baja cuando no tengas trabajo. En contrapartida, el trabajador freelance le paga una cuota a la empresa, muy inferior a la que exige la Seguridad Social a los trabajadores por cuenta propia.

En España están empezando a surgir este tipo de empresas en forma de cooperativa en la que pagas una cuota inicial única para entrar a formar parte y, después sólo se paga los gastos de gestión.

Algunas “empresas paraguas” en España son Freelance SCM o Freeautonomos

Si te ha gustado compártelo 🙂

Deja tu comentario