Cómo elegir el nombre para mi empresa. En busca del nombre perfecto.

Una de las partes más difíciles a la hora de crear una empresas, negocio, producto o servicio es encontrar un nombre que sea adecuado, sencillo y efectivo. En muchas ocasiones, en el proceso de creación se peca de originalidad y uno se aleja de la funcionalidad el nombre. ¿Cuáles son las claves para buscar el nombre perfecto?

Elegir nombre para mi empresa
Elegir nombre para mi empresa.

Hemos visto durante meses la importancia de distintas partes de nuestro negocio, desde la creación del logotipo hasta la gestión de las pymes. Pero aún no hemos comentado una parte importante de los negocios y a la que solemos menospreciar: la elección del nombre. Posiblemente el nombre de la empresa sea una de las cosas más importantes y a las que hay que prestar una dedicación especial para su elaboración. Es la parte que va a ser recordada por los clientes y la imagen corporativa de tu negocio, producto o servicio. Tu proyecto puede ser la idea más original del mundo, pero si no consigues que tus clientes recuerden su nombre, difícilmente podrás hacerla crecer.

Aunque en un principio parezca muy sencillo de hacer es un trabajo que debe seguir “a rajatabla” dos bases principales:

  • Que sea fácil de recordar
  • Que esté relacionado con tu negocio

Si el nombre cumple con estas dos claves estamos en el buen camino.

¿Qué debes tener en cuenta para elegir el nombre?

Una vez seleccionados los posibles nombres teniendo en cuenta el punto anterior:

  • Averigua si los nombres que has seleccionado están registrados. Este es el primer paso para evitar incompatibilidades con otra empresa y tener problemas a la hora de registrarlo. Muchas veces creemos que hemos inventado algo y descubrimos que no es así, que lo hemos copiado porque en algún momento de nuestra vida lo hemos visto y la idea ha estado navegando por nuestra mente.
  • Si no están registrados descarta aquellos que posean más de cuatro palabras. Cuanto más corto sea el nombre, más fácil será recordarlo.
  • Quédate con aquel nombre que pueda tener abreviación en siglas. De esta manera, tus clientes podrán recordar con mayor facilidad tu empresa.
  • Si eres una empresa de carácter multinacional, ten mucho cuidado con los significados del nombre de tu empresa, ya que en otros países pueden ser muy mal vistos. Te traemos algunos ejemplos.
  • No apliques a tu nombre de empresa palabras SEO que hoy en día son muy famosas, ya que posiblemente dentro de unos años pueden caer en desuso.
  • Haz un nombre sencillo, con palabras de toda la vida, que sea entendible y fácil de recordar. Solo así alcanzarás el objetivo que te propones.

 

Si te ha gustado compártelo 🙂

Deja tu comentario